Alemania critica el reconocimiento facial de Facebook

Si bien el etiquetado con reconocimiento facial de Facebook es una herramienta sofisticada y atractiva, también cosecha críticas en distintas partes del mundo. A la investigación que inició la Unión Europea por cuestiones relacionadas con la privacidad, ahora se suman los reclamos de Alemania, país que está exigiendo cambios en esa característica.

Una vez más, las quejas llegan de parte de Johannes Caspar, el experto en privacidad que dirige la Autoridad de Protección de Datos con sede en Hamburgo. Según comentó, la información biométrica relacionada con 75 mil millones de fotos y 450 millones de usuarios, permitiría identificar a cualquier persona si cae en manos equivocadas. De hecho, esto ya fue demostrado en la Universidad Carnegie Mellon, gracias al trabajo de investigadores que tomaron fotografías en el campus.

Recordemos que este sistema, tiene en cuenta la información correspondiente a los etiquetados que realizan los más de 750 millones de usuarios de la red social, para ofrecer sugerencias de etiquetas a la hora de cargar nuevas fotos. Aunque el objetivo es simplificar una tarea que puede resultar engorrosa, ya fue el eje de reclamos por no alertar correctamente sobre las consecuencias que trae para la privacidad.

Como consecuencia de esto, la compañía tiene tiempo hasta el 11 de agosto para eliminar los datos obtenidos gracias al reconocimiento facial. En caso de no cumplir, aparte de implementarse limitaciones para ciudadanos alemanes, se impondría una multa de hasta 300 mil euros. Al respecto, un vocero de Facebook aclaró que cumplen con todas las normativas europeas en la materia.

Esta no es la primera vez que la firma de Mark Zuckerberg enfrenta problemas en Alemania, ya que anteriormente debió ajustar su buscador de amigos para lograr un funcionamiento más transparente. Más allá de los potenciales abusos a los cuales se refiere Caspar, el problema es que los miembros del sitio deberían ser informados sobre los inconvenientes que puede causar el uso de esta característica, no sólo a través de la política de privacidad (que nunca leemos), sino por medio de mensajes fáciles de entender. Para colmo, hacerlo no requiere demasiado esfuerzo.

Por Sebastián Herrera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *