Causas y consecuencias: Apple sin Steve Jobs

Te presentamos el contenido de su carta de renuncia y los efectos que tuvo en el mercado; así como el nombre de su sucesor

La noticia cayó como bomba: Steve Jobs anunció que dejará de manera indefinida su cargo como director al frente de Apple Computer. Para muchos no fue una sorpresa pues los problemas de salud aquejan cada vez más al ejecutivo, quien padece cáncer de páncreas desde hace siete años.

Steve Jobs, no es una persona común. Ha hecho lo que pocos humanos pueden presumir en la era moderna: pasar a la historia con un legado que será recordado por generaciones y que fue apropiado por diferentes ámbitos: el comercial, el creativo, el innovador y el empresarial.

Fue el pionero de Apple, y quien prácticamente lo llevó a la cumbre con propuestas, como el iPod con el que la marca llegó al gusto de millones de personas en todo el mundo, que se amotinan en las Apple Stores cada que es liberado un nuevo producto.

El éxito lo replicó con otros productos: el iPhone y el iPad, que además de la aceptación cosechada marcaron la tendencia para otros fabricantes que sin ningún pudor imitaron las creaciones del fabricante estadounidense.

No sólo la mente creativa del inventor fue el aporte que Jobs hizo a la marca, sino que aprovechó un talento que pocos saben explorar en sí mismos y explotarlo para sus empresas.

Se trata de su carisma y simpatía. Alejado del concepto tradicional del ejecutivo que usa trajes y corbatas, Jobs siempre apostó por una imagen más relajada, casual y bastante digerible para todo el público.

Tal era el impacto de su presencia que las acciones de Apple variaban si el ejecutivo estaba vigente o no.

Por ejemplo, en junio de 2009 cuando Apple presentó la segunda versión del iPhone 3G, sin la presencia de Jobs (había pedido una licencia médica),  las acciones de la marca cerraron con una baja de 0.5 por ciento a 143.85 dólares.

Pero cuando el ejecutivo hizo una aparición sorpresa para presentar la última versión del iPod Nano, las acciones ganaron un 1 por ciento, llegando a 172.56 dólares.

Ahora que anunció su retiro, el valor de Apple en la bolsa registró una caída del 8 por ciento, lo que representa una perdida de 20 mil millones de dólares.

Futuro incierto

El mismo Steve Jobs, recomendó a Tim Cook para que lo suceda en su cargo. Tim ya había suplido al fundador cuando había solicitado licencias médicas, así que es natural su designación.

No obstante, analistas como Rüdiger Spies, sostienen que la marca de la manzana no será la misma, pues Jobs es el hombre con la gran visión al interior de Apple, e incluso se atreve a decir que la empresa caerá en un hoyo.

Sin embargo, y pese a las predicciones, solamente el tiempo será quien defina que ocurrirá con la empresa, pues aunque Steve Jobs es ícono de Apple y el motor tras sus creaciones, la marca cuenta con un equipo sólido y creativo que seguramente seguirá dando de que hablar en los próximos lanzamientos. Por el momento, te dejamos con la carta de renuncia de Jobs.

Al Consejo de Administración de Apple y la Comunidad Apple:

Siempre he dicho que si alguna vez llegaba el día cuando ya no pudiera cumplir con mis deberes y expectativas como director general de Apple, yo sería el primero en comunicárselo a ustedes. Por desgracia, ha llegado ese día.

Por medio de la presente renuncio como director general de Apple. Quisiera prestar servicio, si el Consejo lo considera procedente, como presidente del Consejo de Administración, miembro del Consejo de Administración y empleado de Apple.

Por lo que a mi sucesor respecta, recomiendo enérgicamente que ejecutemos nuestro plan de sucesión y nombremos a Tim Cook director general de Apple.

Creo que los días más brillantes e innovadores de Apple están por delante y espero con ansias mirar su éxito y contribuir a éste en una nueva función.

Algunas de las mejores amistades de mi vida las he encontrado en Apple y les agradezco a todos los muchos años de poder trabajar al lado de ustedes.

Por: Eder Corona O.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *