El iPhone 5 es más ecológico que su antecesor

Ayer, el iPhone 5 acaparó las conversaciones en el mundo de la tecnología. Uno de los temas que se abordó es qué tan ecológico es este nuevo modelo, obteniendo buenas notas al respecto. Aunque Apple es una empresa que ha sido criticada duramente en este aspecto -por ejemplo, con el caso de la MacBook Pro con Retina Display-, esta generación del iPhone parece más responsable en el sentido ambiental.

La batería es la primera mejora sustancial. Mientras la carga del iPhone 4S es de 6 horas de navegación en datos, la del iPhone 5 incrementa un par de horas en ese rubro. Lo mismo ocurre con el uso de WiFi (9 horas en el 4S, 10 horas en el 5) y un aumento de 25 horas de rendimiento en espera. Esto no sólo es más cómodo para el usuario al dotarlo de mayor autonomía; también implica que hay una necesidad menor de conectarlo constantemente a la corriente eléctrica. En ese sentido, el uso de un procesador A6 también es un ventaja, ya que su eficiencia implica un mayor aprovechamiento de la energía.

Otro cambio aparente menor es la carcaza de metal en lugar de vidrio. El metal ofrece una mayor protección contra caídas, mientras que el vidrio del iPhone 4 ó 4S es más frágil. ¿Qué significa? Un teléfono más resistente a accidentes implica menos móviles rotos; por tanto, menos sustituciones. En el mismo rubro, la cámara también ha sido muy alabada. Al aumentar su capacidad, influye en la decisión de compra del usuario, quien puede optar sólo por tener su iPhone y no adquirir una cámara digital aparte.

El único (y mayor) inconveniente que le han hallado al iPhone 5 es el cambio de conector, pues implica que miles y miles de aparatos compatibles se hagan obsoletos. Por supuesto, este punto no es tan grave si consideramos que existirán adaptadores que permitirán que el nuevo modelo funciones con estos dispositivos, así que el cambio se podrá hacer de forma gradual. Así, el iPhone 5 se apunta unos cuantos puntos en el ámbito de protección al medio ambiente respecto a su antecesor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *