Google acusa a Apple y Microsoft de intentar estrangular a Android

Volvemos con viejas historias disfrazadas de nuevos sucesos, pero en definitiva se trata de más de lo mismo. Hace cuestión de dos semanas era el mismísimo Eric Schmidt ex-CEO de Google el que acusaba a Apple de estar llevando al terreno legal la competencia existente entre las dos plataformas móviles que representan, Android y iOS. Parte de sus declaraciones fueron:

La gran noticia en el pasado año ha sido la explosión de los terminales Android y esto ha significado que nuestros competidores hayan respondido. Como no están respondiendo con innovaciones, están haciéndolo con demandas. Nosotros no hemos hecho nada mal, y esas demandas solo están producidas por nuestro éxito.

Nuestra opinión al respecto fue rotunda: Basándonos en esta premisa los que no han respondido con innovaciones han sido ellos pero en lugar de lanzarse a demandar, porque no tenían ninguna propiedad intelectual relacionada con terminales móviles, se lanzaron a copiar la idea, el sistema y envolverlo de filosofía open source para que no pudieran ser atacados directamente, para parecer los buenos de la película. Como si a la larga no vayan a obtener beneficios económicos por publicidad y uso de los terminales Android.

Volvemos con algo más porque en este caso se trata de un comunicado oficial del departamento legal de Google, por tanto algo más que una opinión, expresado a través del blog oficial. La película es la misma, los de Mountain View son los buenos porque están vendiendo muchos terminales, activando hasta 550.000 smartphones con Android al día y, claro, eso enfada mucho a los competidores como Apple y Microsoft (los malos de la película), quienes para intentar pararlos han unido sus fuerzas para hacerles la guerra. El mensaje en resumidas cuentas es el mismo, parafraseando un enunciado del discurso:

Pero el éxito de Android ha provocado algo más: una campaña hostil organizada en contra de Android por parte de Microsoft, Oracle, Apple y otras compañías, librada a través de patentes falsas. […] En lugar de competir desarrollando nuevas características y dispositivos, están luchando mediante litigios.

A lo que se refieren con esto es a una serie de compras de patentes que han llevado a cabo Apple, Microsoft y Oracle, en concreto se trata de viejas licencias de hardware y software que hasta ahora eran propiedad de Novell y de Nortel y que ahora han pasado a manos de este consorcio a cambio de unas suculentas cantidades de dinero, 4.500 millones de dólares. Al parecer Google se quedó fuera de este consorcio y ahora podría sufrir las consecuencias, pues serían estas otras empresas las que pedirían cuentas a los de Mountain View por estar usando parte de las patentes adquiridas.

¿Hacen mal las otras empresas embarcándose en estas compras de propiedad intelectual? No, y vamos a explicar por qué, pero primero hacemos un alto en el camino, quizás los de Google hayan olvidado que hasta ellos pujaron por las mismas licencias en abril, pero quedaron fuera por no querer pagar más de 4.000 millones. Obviamente quisieron hacer la guerra solos sin introducir ninguna ayuda externa y eso se volvió en su contra. ¿Por qué decimos esto? Por un tweet publicado ayer por Brad Smith, quien es consejero general en Microsoft.

Google dice que hemos compramos las patentes de Novell para quitárselas a ellos. ¿En serio? Les pedimos que ofertaran de forma conjunta con nosotros. Dijeron que no.

O sea, que no querían ir con nadie más y ese ha sido su problema. Y volvemos a recalcar que no es malo que Apple quiera hacerse con viejas patentes necesarias para asegurar sus productos, igual que no era malo cuando Google se proponía a hacerlo, si no habría sido muy sencillo para las antiguas propietarias demandar a estas empresas desarrolladoras por cantidades preocupantes.

Además, el problema de fondo está en la manera en que manipulan la información a su favor, mostrando cierta hipocresía o falsa moral con ello. Como bien dicen en TechCrunch, Google solo tiene tres formas de solucionar el lío relacionado con las patentes que no ha sabido abordar desde un principio: una es acudir a las autoridades judiciales, otras es acudir al público general en busca de apoyo y la tercera es rezar. Parece que la primera sería la más lógica, el infractor, sea el que sea, que responda ante la justicia, pero no, han decidido escoger la opción B y a la larga esta elección no dice mucho sobre ellos mismos, porque recurren a la mentira diciendo que solo ellos innovan y los demás luchan en los tribunales… ¡por favor!

A estas alturas de post habrá quien venga a decir que todo esto es muy injusto para Google, porque Apple sacó un sistema operativo móvil tiempo después de Android copiando sus ideas y solo supo cubrirse muy bien las espaldas. Pero solo hay que echar un vistazo a cómo era Android en 2007, antes del lanzamiento de iPhone OS para darnos cuenta de que Android no fue ninguna referencia para Apple, más bien fue al contrario.

Por Dani Muñoz
Vía: Gizmóvil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *