Google patenta un reloj de pulsera con realidad aumentada

La oficina de patentes de Estados Unidos ha aprobado una nueva solicitud de patente de Google. En este caso, la compañía de Internet ha ideado de un reloj de pulsera que permitiría obtener más información acerca de los objetos que nos rodean gracias a la tecnología de realidad aumentada.

Se trata de un reloj inteligente que puede incluir la pulsera, una base y una tapa levantada. La base, acoplada a la pulsera del reloj, podría servir para alojar un procesador, un transmisor inalámbrico y una interfaz de usuario táctilpara favorecer la interacción del propietario con el reloj. La tapa puede levantarse o quedar cerrada y dispondría de una pantalla interior y exterior.

Además, una cámara incorporada a la base o a la tapa sería la encargada de captar las imágenes que el procesador recoge para ofrecer después información detallada de los objetos.

Parece que el proyecto de Google Glass, las gafas de realidad aumentada de Google, no es la única novedad que la compañía quiere introducir en el mundo de los complementos de moda inteligentes. El reloj con realidad aumentada que Google acaba de patentar es sólo un idea, al menos por el momento. Una vez más la oficina de patentes de Estados Unidos se convierte en el refugio donde las compañías acuden a registrar sus innovadoras ideas antes de llevarlas a cabo.

El proyecto de unas gafas de realidad aumentada se presentó durante la conferencia Google I/O, que la compañía celebró el pasado mes de junio. Se trata de una iniciativa en fase de desarrollo que quiere convertir este complemento en una herramienta para ver y compartir información con el entorno. Las gafas de Google ya se subieron a las pasarelas de Nueva York durante la celebración de la semana de la moda en la ciudad y la idea ha ido tomando forma en los últimos meses.

Ahora Google vuelve a apostar por los complementos con esta idea del reloj inteligente y a dar un paso más allá que intenta incorporar la tecnología de los ordenadores y teléfonos móviles a los viejos objetos de uso cotidiano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *