Google promete mejorar ‘a lo bestia’ la velocidad de tu Web con Page Speed Service

Que Google es un auténtico titán de la World Wide Web es algo que nadie se atreve a dudar. Ya en octubre de 2010 lo comentábamos aquí. Y ese hecho lleva a la gran G a pensar constantemente maneras de tratar de acelerar el tráfico a través de la infraestructura existente.

Ya propuso un nuevo protocolo llamado SPDY, que si echamos la vista atrás prometía mejoras de velocidad de entre el 25% y el 60%. Y ahora nos proponen un nuevo método que arrojaría cifras similares. ¿Cómo? Dejando que la misma Google optimice el código de tu Web. El engendro se llama Page Speed Service y su funcionamiento, desde luego, es bastante sencillo.

Lo que hace Google es, dinámicamente, leer el contenido de las páginas en cuestión, comprimirlo, optimizarlo, prepararlo para su distribución y distribuirlo desde sus propios servidores. El que utiliza el servicio únicamente debe dar a Google las DNS actuales de su dominio y apuntar su dominio a las DNS de Google. Dos pasos. Y ya. ¿Cómo lo comprime? Optimiza imágenes, concatena CSS y JavaScript… Pero todo esto es transparente para el que lo usa. El webmaster no tiene por qué aplicar estas técnicas, todo lo haría Google.

¿Cosas de nuestro interés? Que, a la vista de lo que han conseguido algunos webmasters elegidos, Page Speed Service funciona muy bien, con mejoras de hasta el 62%. La primera página que proponen tarda hasta diez segundos menos en cargar completamente en el navegador. Por supuesto el webmaster tendrá oportunidad de configurar el tipo de optimización que quiere, incluso evitándola en ciertas partes de su sitio Web.

¿Y posibles desventajas? El tráfico de nuestra Web estará enteramente en manos de Google y su red de distribución de contenido, que será el que realmente sirva y aloje nuestras Webs de cara al usuario (el posible hosting que contratemos nosotros se utilizaría, básicamente, para colgar nuestra Web allí y que Google cargue su copia).

De momento Page Speed Service no funciona con HTTPS, no hace streaming y no admite archivos de más de 50Mb… pero pensad que está todavía en fase de pruebas. Es muy lógico. Aunque queda por ver hasta qué punto es capaz de manejar páginas con contenido dinámico y con muchas llamadas usando AJAX.

El servicio no va a ser gratuito, aunque permitirán 30 días de prueba y prometen precios competitivos. Y de momento no está abierto al gran público: solo unos cuantos elegidos podrán acceder a probarlo. Aunque si alguien quiere probar un servicio similar (y con plan gratuito), CloudFlare lo ofrece.

Vía | Techcrunch
Más información | Google Code Blog

Manu Mateos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *