Skype usará por defecto VP8, el códec de vídeo de Google

“Las vueltas que da la vida”, dicen por ahí. Amigos por un lado, enemigos por el otro. Un día las patentes les separan, otro el código abierto les une. Sucede que en el sitio web del proyecto WebM escrito está lo siguiente:

Nuestros amigos de Skype han agregado soporte para las videollamadas uno a uno con VP8 en Skype 5.5 para Windows. Si ambos usuarios en una llamada con Skype usan la versión 5.5, la llamada usará VP8 para codificar el stream de vídeo para la óptima transmisión por Internet.

El sueño de Google por conquistar (también) cómo se almacena y transmite la información en audio y vídeo por la red comienza a dar los mejores frutos. No olvidemos que Skype cuenta con cerca de 700 millones de usuarios —habría que precisar cuántos usan la versión 5.5—, por lo que la inclusión definitiva de VP8 es un impulso poco previsto hace unos meses. Tengo por seguro que los ingenieros de Skype se convencieron de la calidad del códec y de su beneficio para la experiencia de los usuarios.

[VP8] produce frames de vídeo de alta calidad [en tiempo real] incluso bajo condiciones hostiles de pérdida de paquetes

Si bien Skype apoya VP8 desde su lanzamiento en 2010, lo que ahora veremos, insisto, es la entrada del códec a las grandes ligas de la VoIP. Por supuesto, esto hará las veces de gran campo de pruebas para ingenieros de ambos bandos.

No quiero hacer a un lado el hecho de que se trata de VP8 en Skype sólo para Windows. ¿Habrá soporte para Linux? Ni siquiera sabemos si Skype, luego de ser comprado por Microsoft, correrá sobre Linux. En este sentido, vislumbro un panorama pesimista.

Otro aspecto a considerar sobre VP8 es que la MPEG LA aún considera que tiene patentes pendientes por reclamar en esa tecnología. Otro obstáculo con el que los abogados de Google tendrán que lidiar. Como sea, VP8 sigue creciendo y, quizá en un futuro no muy lejano, desbancará a H.264. Lo que nos lleva a la aún-sin-terminar discusión sobre la Web, que si ha de ser abierta en serio, debe basarse en estándares abiertos, siempre.

Por Alan Lazalde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *